La Cámara alta aprobó ambos proyectos en la sesión de este martes. Los proyectos continúan con la política de reducción de alícuota de ingresos brutos y mantienen el polémico régimen de autoavalúo.


El Senado de Mendoza le dio sanción definitiva a los proyectos de ley de Avalúo e Impositiva. Pese a que parte de la oposición votó en contra de ambas normas, el oficialismo reunió los votos suficientes como para imponerse en la votación.

Las leyes le dan continuidad al plan de baja de alícuotas de ingresos brutos, amplían la base de ciudadanos alcanzados por la autovaluación de inmuebles mantiene los criterios que ya se venían aplicando para calcular el impuesto automotor.

El oficialismo contó con el apoyo de los senadores del Partido Intransigente (PI) Hugo Bonarrico y Daniel Galdeano para conseguir la sanción definitiva de los proyectos que hace dos habían sido aprobados por la Cámara de Diputados.

En tanto, los senadores del Partido Justicialista (PJ), de Unidad Ciudadana, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y el legislador del PI Marcelo Romano, votaron en contra. 

Así quedó la votación en el senado de Mendoza.

La ley de Avalúo Fiscal es la que otorga la base para el cálculo del Impuesto Inmobiliario, mientras que la Impositiva fija los valores de las alícuotas, importes fijos, impuestos mínimos y valores correspondientes a los impuestos, tasas y contribuciones provinciales.

Como viene haciendo desde el 2017, el Gobierno provincial continuará aplicando en 2019 una rebaja gradual en las alícuotas de Ingresos Brutos para diferentes actividades.

En el sector primario que comprende a las actividades de agricultura, ganadería y silvicultura esta alícuota pasará del 1,5% actual al 0,75% en 2019. A su vez, en la industria manufacturera se irá del 2% al 1,5%; en la construcción del 3% al 2,5%; en el transporte del 3% al 2%; y por último en las comunicaciones bajará del 5% al 4%.






Comentarios