Escuchá a Ricardo Bertero, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de San Rafael, quien explicó la problemática. Buscan un salvataje de la empresa y de los puestos de trabajo. Habría irregularidades. 


Luego de que se diera a conocer el decreto (Juzgado Nacional Comercial Nº1) por el cual se estableció la quiebra de la Industria Alimentaria Mendocina (IAMSA) que pertenece al grupo Alco-Canale, habló Ricardo Bertero, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de San Rafael, y explicó cómo están trabajando para salvar la empresa y los puestos de trabajo.

Ricardo Bertero, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de San Rafael.

Aunque todo cambió cuando se supo sobre la decisión de que la empresa continúe las operaciones y mantengan las fuentes laborales.

La empresa operaba con seis plantas en Argentina, tres en Mendoza, Tunuyán, Tupungato y Real del Padre. Contaba con establecimientos en Río Negro, Catamarca y la localidad bonaerense de Llavallol. En total contaba con una planta de trabajadores de 2500 personas. 

En relación a supuestos desvíos de dinero, Ricrado Bertero deslizó: “Pongámonos en el lugar de los empresarios, si yo soy empresario y empiezo a recibir crédito y crédito y no tengo salida, ¿que haría? Y… tal vez el dinero no lo seguiría invirtiendo en el mismo rubro, sino en otro lado. Porque quizás estoy poniendo la plata en esto y quizás no vaya a salir”.

También confirmó que el pasivo es de 751 millones de pesos: “Nosotros veíamos que se recibía la plata, se pagaban las quincenas atrasadas, querían continuar pero no había una continuidad del trabajo y además dudo del control del destino de ese crédito”.

Fuente: Radio Andina –  Sitio Andino






Comentarios