Es por el caso de los tres policías que fueron heridos el 12 de septiembre mientras cumplían con su deber durante las manifestaciones en la Legislatura.


El Gobierno de la provincia de Mendoza se presentará como querellante en por el caso de los tres policías que fueron heridos el 12 de septiembre mientras cumplían con su deber durante las manifestaciones en la Legislatura. 

La asistencia legal la realizará el defensor del Policía, institución creada en 2016 para apoyo de la actividad legal de la Policía en situaciones de cumplimiento del deber. El fin de la querella será realizar justicia contra aquellos que ejercieron violencia premeditada contra los agentes del orden.

Ese día, cerca de 300 personas, nucleadas en diferentes organizaciones, se manifestaban en la puerta de la Legislatura de Mendoza para protestar. En un momento dado de la mañana, un grupo de manifestantes, que se autoproclamaban como “antifracking”, decidió ingresar por la fuerza al recinto donde se trataban leyes importantes, como el Código de Faltas. La orden la dio una de las organizaciones, pese a que el resto de las que allí se encontraban no estaban de acuerdo.

Esto fue lo que motivó que el fiscal Lauro Monticone activara un protocolo para dispersar a los manifestantes hacia el interior de plaza Independencia. Como saldo de lo sucedido, tres policías resultaron con heridas de consideración, una de ellas grave, mientras cumplían con su deber. Se trata de Paulo S., Damián O. y Sebastián Rosa. El primero de ellos sufrió un corte en el dedo meñique, el segundo una lesión en el ojo izquierdo, mientras que el tercer efectivo policial presenta hundimiento de cráneo. Los tres ya fueron dados de alta y sólo Sebastián Rosa debe continuar en tratamiento.

Foto: mdz.com 




Comentarios