La vicegobernadora de Mendoza dijo que no tiene miedo pero sí le preocupa que alguien se sienta con la autoridad moral para amenazar a cualquier persona que piensa diferente. 


“Preocupación de que alguien se sienta con la autoridad moral y el poder de invadir la privacidad para coaccionar a cualquier persona porque piensa distinto”, expresó la vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero a Radio Nihuil, en relación a las amenazas que recibió en su celular por estar a favor de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo. 

“Esto no puede pasar en democracia y esto es lo que tenemos que tratar de evitar. Por eso lo hice público, porque justamente creo que estas cuestiones hay que ponerlas en evidencia, que nadie se puede sentir con derecho a imponer ideas sobre otro. Podemos debatir en el ámbito de las ideas, pero tampoco de una manera violenta ni hostigamiento y hazaña”, dijo Montero.

Contó que tiene en su teléfono más de mil mensajes sin leer y que le siguen llegando: “Mi teléfono lo inutilizaron. Soy funcionaria pública y es una herramienta de trabajo”.





Comentarios