La titular del ente de Turismo de Mendoza le contestó a Emilio López Frugoni, uno de los dueños del complejo de esquí.


“¿Para qué iba a llamarlo, yo he venido a trabajar al gobierno, no para que los hermanos se entiendan?”, manifestó Gabriela Testa, titular de Turimso de Mendoza, en Canal 7, respondiendo así a Emilio López Frugoni, uno de los dueños de Penitentes S.A, que criticó la falta de comunicación desde el gobierno hacia ellos en medio de la polémica por el centro de esquí. 

Imágenes del complejo Penitentes.

Las palabras de la funcionaria tenían como destinatario directo a López Frugoni, que en una entrevista dada a Diario Uno, había criticado a Testa y al gobernador Alfredo Cornejo por no llamarlo para ver qué se podía hacer con Penitentes.

“No entiendo por qué nosotros, siendo actores de la economía invernal de la provincia, nunca recibimos un llamado del gobernador Cornejo, ni de Gabriela Testa, para ver qué podíamos hacer para que el centro de esquí funcione mejor y la oferta turística beneficiara a la provincia. Durante 40 años nosotros fuimos generadores de puestos de trabajo y reactivadores de las economías regionales. En invierno, Penitentes es fundamental para el turismo”, señaló López Frugoni. 

Para Testa la polémica del centro de esquí va más allá. Según explicó la funcionaria, la polémica parte desde la pelea de los hermanos dueños de Penitentes.

“La gente de Penitentes siempre juega con el Gobierno y la presión que significa no habilitar todo el centro de esquí”, aseveró la funcionaria, que señaló que las telesillas no están habilitadas y que tienen más de 30 años.

“Como gobierno hemos estado presos de una pelea familiar por lo que el centro está intervenido y nos hizo agudizar los controles. Los informes no han sido favorables”, señaló Testa.

Fuente: Diario Uno





Comentarios