Este miércoles se montó un operativo policial en toda Mendoza por un secuestro extorsivo que duró cinco horas. Comenzó en Las Heras y terminó con el rescate de las víctimas en Guaymallén. Hay sospechas que estuvo armado.


Al hombre le exigieron 200.000 pesos en efectivo pero aseguró que no los tenía. “¿Cuánto vale la vida de tu mujer?”, le preguntaban. En la conversación negociaron y el ex marido de la mujer acordó pagar 20.000 pesos en efectivo a cambio de que las liberaran. Así comenzó la negociación por un secuestro extorsivo de una mujer y su hija de tres años.

El operativo policial duró al menos cinco horas. Comenzó en Las Heras y terminó con el rescate de las víctimas en Guaymallén. Sin embargo, con el correr de las horas, surgieron algunas dudas que hacen creer que lo que sucedió estuvo “armado”. Esto porque surgieron algunas contradicciones. 

Lo citaron en inmediaciones del Mendoza Plaza Shopping y de allí lo trasladaron al barrio Suyai de Guaymallén y allí dejó el dinero cerca de las 13. Pasadas las 14 las víctimas pudieron pedir ayuda una vez que las liberaron en inmediaciones de Urquiza y Lateral del Acceso Este. Las dos fueron halladas en Olavarría y Acceso Este.

pero en las últimas horas resaltaron hay algunas dudas respecto a cómo sucedió el hecho y sospechan que habría estado armado. “Es raro porque la mujer no tenía una rutina que hubiese permitido que la siguieran y esperaran para secuestrar”, detallaron. 

Incluso, explicaron que la mujer ya ha tenido algunos roces con las autoridades policiales porque le hicieron allanamientos años atrás por problemas que mantuvo con otras féminas mientras trabajaba en unos departamentos de la Galería Independencia, confiaron.

Además, en la actualidad, no tenía una buena relación con su esposo e, incluso, detallaron que estaban en una situación donde no tenían mucho acercamiento. “No estaban juntos y además sabía que el marido se iba de viaje al exterior y por eso tenía bastante plata en efectivo”, indicaron.

Por esta información y otros indicios, es que creen que el secuestro extorsivo que se concretó estuvo planificado. Es decir, que quizás la propia víctima tuvo algún tipo de participación en el hecho y es por ese motivo que también analizan su entorno.

Fuente: Sitio andino / Canal 9​ Mendoza




Comentarios