El gobernador de Mendoza y titular del Comité Nacional de la UCR dijo que no es bueno que la justicia intervenga en la vida de los partidos políticos.


El gobernador de Mendoza y titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, cuestionó la intervención del Partido Justicialista, dispuesta por la jueza federal María Servini, al señalar que “no es bueno que la justicia intervenga en la vida de los partidos políticos“, aunque opinó que la principal fuerza de oposición “no cumplió con las normas”.

“En líneas generales no es bueno que la Justicia intervenga en la vida de los partidos”, sostuvo Cornejo, al ser consultado por Télam sobre la decisión judicial de Servini, quien designó como interventor del PJ al dirigente Luis Barrionuevo.

El gobernador de Mendoza prefirió “no opinar” sobre la elección del titular del gremio de los gastronómicos para ponerse al frente de la intervención, y justificó la medida judicial al considerar que en la principal fuerza de oposición existía una “situación que no se había regularizado”.

“Es cierto que los partidos tienen que ajustarse a normas y el Partido Justicialista no cumplía con la norma. Nunca hizo elecciones internas, le dieron un plazo después otro y no se han realizado”, opinó.

En ese contexto, reivindicó “algo que el radicalismo hace y nadie pone en valor, cuando cada dos años elige sus autoridades”, aunque admitió que en la provincia de Santiago del Estero el partido se encuentra intervenido desde hace años.




Comentarios