En los últimos dos años, el Banco Interamericano de Desarrollo destinó US$56 millones a la provincia. Gran parte del financiamiento es no reintegrable.


En sólo dos años, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) le bajó a Mendoza más de 55 millones de dólares destinados a diversos programas. Esta inversión es aún mayor si se tienen en cuenta obras que comenzaron a ejecutarse con anterioridad pero que todavía no se concluyen; sumadas a proyectos que están en carpeta y que se espera tengan una resolución favorable.

Lo que ha conseguido el actual Gobierno es que la mayoría del financiamiento aportado por el BID tenga carácter de no reintegrable y permita mejorar la gestión del gasto público de la Provincia, financiando proyectos de fortalecimiento como también obras de relevancia para mejorar la calidad de vida de los mendocinos. Beneficios que se fueron dando luego de que Mendoza haya calificado por su desempeño fiscal.

En el período 2017-2018, entraron en ejecución proyectos claves para la provincia: el revestimiento del Tramo Superior del canal Cacique Guaymallén y la refuncionalización de la avenida Costanera. Además, se espera que en los próximos días se firme la puesta en marcha de la segunda etapa del programa Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior II (DAMI II), que servirá para ampliar la red de ciclovías del Área Metropolitana, mejorar el sistema de Recuperación del Arbolado Urbano e incorporar semaforización inteligente.




Comentarios