La llamada fue tres horas antes del brutal asesinato de Norma Carleti, en Tunuyán.


La muerte de Norma Carleti, la mujer asesinada de 52 puñaladas en su casa de Tunuyán, Mendoza, continúa siendo investigada. Desde un primer momento se evaluó la hipótesis del crimen por encargo y su familia está segura que “la mandaron a matar”. 

Por el hecho hay cuatro imputados, de los cuales tres son hermanos e hijos de un obrero que trabajaba tanto para Carleti como par su ex marido, Leonardo Hisa. 

Las pericias telefónicas habrían confirmado que hubo una comunicación telefónica entre Hisa y Alexis Guerrero, uno de los imputados, tres horas antes del homicidio. Exactamente la llamada fue el domingo 4 de marzo a las 21.04, informa Diario Los Andes.

La querella busca sumar a la causa los testimonios de personas cercanas a Carleti, que dan cuenta del temor y la preocupación que sentía respecto de lo que pudiera pasarle y la reacción de su ex pareja.

El matrimonio estaba separado y se encontraba en el proceso de separación de bienes. 

El abogado de Hisa, Daniel Sosa Arditi, aseguró días atrás que su defendido no tenía ninguna vinculación con los hijos de su empleado, Juan Carlos Guerrero. 




Comentarios