En 1994 hinchas Xeneizes y de Independiente protagonizaron una batalla que pasó a la "historia negra" del fútbol. Había temor de que sucediera algo parecido.


Las barras de Boca Juniors y River Plate pasaron sin que se registraran incidentes por la localidad mendocina de Desaguadero, escenario en 1994 de un grave enfrentamiento entre hinchas “xeneizes” y de Independiente, aunque en el operativo sí hubo incautación de bebidas alcohólicas, pirotecnia y estupefacientes.

“No hubo incidentes, detenidos ni demorados durante el paso de los hinchas de ambos clubes, pero en el operativo de seguridad pudimos incautar bebidas alcohólicas, elementos de pirotecnia y pequeñas dosis de estupefacientes”, informó el comisario José Pérez, de la seccional 51 de Desaguadero.

El paso de las hinchadas por Desaguadero generaba cierta tensión por el recuerdo de lo sucedido en 1994, cuando, en su camino a un partido por los torneos de verano en el estadio mundialista de Mendoza, barrabravas de Boca (liderados por el “Abuelo” José Barritta) e Independiente protagonizaron un duro enfrentamiento.

En aquella oportunidad, que pasó a la “historia negra” del fútbol nacional bajo el nombre de “La Batalla de Desaguadero“, el saldo de los incidentes fue de 16 heridos (dos de ellos de gravedad, por disparos de armas de fuego) y alrededor de 180 detenidos.




Comentarios