Apareció ahogada en un canal, a cinco kilómetros de su casa. Ocurrió en San Juan.


La familia afirmaba que la beba estaba durmiendo en la cama y que era imposible que se haya ido sola, si apenas daba unos pasos y gateaba. También aseguraban que los hermanos se encontraban en la pieza de adelante y la mamá con una amiga charlaban en la entrada de esa casa, en Pocito.

Los bomberos del Destacamento Rawson, San Juan, encontraron el cuerpo de Ángeles Abigail Trigo, de 1 año y 3 meses, ayer a las 16 en un canal de calle Maurín, a 400 m al Sur de calle 8. Vestía todavía su pantalón azul, su polera y sus sandalias, y estaba flotando entre la basura y la maleza acumulada, describieron a Diario de Cuyo desde la Policía.

Se barajan varias hipótesis: desde una caída accidental al canal, el robo de la criatura y hasta un posible crimen.





Comentarios