Lo confesó Roberto Audano en su declaración espontánea. Hay tormenta en alta montaña y la búsqueda está suspendida momentáneamente.


El fiscal Gonzalo Nazar confirmó que se suspendió la búsqueda del cuerpo de Concepción Arregui, la mujer chilena asesinada por su marido, Roberto Audano, por las condiciones meteorológicas en Potrerillos. Además, el funcionario reveló que el homicida ató piedras al cadáver de la mujer para hundirlo. 

Concepción Arregui está desaparecida desde el 5 de febrero. En ese momento su pareja hizo la denuncia y dijo que la había llevado a la Terminal de Ómnibus de Mendoza para que viajara a Chile. 

Esta semana Audano se quebró y confesó que la había matado de un disparo y que había tirado el cadáver en Potrerillos. Desde entonces se inició una búsqueda en el sector del dique señalado por el hombre. 

En su declaración espontánea, Aduano confesó que utilizó un gomón para ir hasta el centro del dique y ahí arrojó el cuerpo con piedras atadas. 

Hay una profundidad de 30, 40 metros en la zona. A partir de los 15 metros la visibilidad es muy difícil”, indicó Nazar.

“Hemos pedido la colaboración de Prefectura Naval. Aduano habría utilizado un gomón y un balde con piedras para deshacerse del cuerpo. Hay muchas pruebas en su contra, la principal es la geolocalización del teléfono que lo ubica durante 4 horas en Potrerillos en torno a la fecha en que Concepción fue asesinada. Además la sangre que se encontró en su vehículo pertenece a la víctima”, añadió el fiscal.





Comentarios