La pareja atravesaba un complejo proceso de separación de bienes. La mataron de 58 puñaladas. Hay tres imputados por el hecho. 


Un familiar de Norma Carleti, la mujer asesinada de 58 puñaladas en su casa de Tunuyán el lunes a la madrugada, dijo que “la mandaron a matar”. Desde un principio, se descartó la hipótesis del robo y la familia apoyó la teoría del crimen por encargo.

Por el asesinato están imputados tres jóvenes de Tunuyán de entre 22 y 23 años, de los cuales dos son hermanos e hijos de un empleado de la firma Las Lomas, que la víctima tenía en sociedad con su ex pareja, Leonardo Hisa.

Carleti y el ex senador radical, Hisa, estaban separados de hecho desde hacía tres años, si bien habían seguido compartiendo el directorio de su exitosa firma inmobiliaria, atravesaban un complejo proceso de separación de bienes.

El móvil del robo perdió fuerza al comprobar que los asesinos no se llevaron ninguno de los elementos de valor que había en la casa. Sobre la mesa había unos 40 mil que Norma estaba separando para pagar a sus empleados. 

Según apuntó un familiar cercano, meses atrás la víctima había sufrido una situación fraudulenta que la dejó fuera del directorio y con menos acciones. “Norma llegó de Buenos Aires el sábado. Sobre ese fraude y otras cuestiones iba a realizar una presentación judicial este lunes en la Justicia”, aseguró esta persona, informa Diario Los Andes.

El también integraba el directorio de la empresa frutihortícola de los Carleti y fue apartado en estos días. La familia no ha tenido ningún tipo de comunicación con él. “No fue al velorio y no sabemos si quiera si está en la provincia”, apuntó. Es que se hablaba que el hombre había viajado por negocios a Europa.





Comentarios