Ya estuvo en Independiente Rivadavia como ayudante de campo de Roberto Trotta. Se aguarda que esta noche haya decisión.


Héctor Banegas cerró en la jornada de ayer como el nombre con mayor fuerza para quedarse con el cargo de entrenador de un Independiente Rivadavia que, a ocho fechas para el final de la competencia, se encuentra en zona de descenso. Así informa Entrelineas Mendoza.

El Negro ya pasó por la Lepra como ayudante de campo de Roberto Trotta, en 2014. Su último trabajo estuvo en Jujuy, donde fue el principal colaborador de Fernando Gamboa en un Gimnasia que no le fue bien: en 27 partidos lograron el 34% de efectividad (7 ganados, 7 empatados y 13 perdidos).

Independiente Rivadavia deberá quedarse, al menos, con el 50% de los puntos que restan por disputarse. Es decir, debería ganar al menos cuatro de los ocho partidos que le restan jugar. No parece una empresa inalcanzable pero los números reflejan que el Azul sólo pudo vencer en 2 partidos de los 16 que jugó. Y ahora tiene que ganar cuatro en ocho.

Caído lo de Christian Díaz, quien se asomaba como el principal candidato a suceder a Pablo De Muner, se erige la figura de Banegas. Esta noche la Comisión Directiva comunicaría la decisión. ¿Será el retorno del Negro al Parque?





Comentarios