Las lluvias que azotaron al Gran Mendoza y parte del sur provincial no llegaron a la zona de incendios.


Humberto Mingorance, Secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia, confirmó que si bien esta mañana la situación estaba tranquila, “se reavivaron algunos focos de incendio por los fuertes vientos que hay en el lugar, sobre todo cerca de Monte Comán”.

Las lluvias sólo bajaron un poco la temperatura, pero los vientos no se calman y eso complica las cosas. El pronóstico para mañana es de vientos más leves y esperan poder apagar los incendios.

Los focos de incendio son dos y ambos están en San Rafael: uno es el que está cerca de Monte Comán y el otro es en Colonia Soitue, que luego de un rayo producto de la tormenta de ayer, provocara las llamas.

“En la zona de Soitue están trabajando aviones hidrantes para poder mantener y que no se extienda ese fuego hasta que pueda llegar una cuadrilla ahí. En las cercanías de Monte Comán se está trabajando con toda la maquinaria pesada”, explicó Mingorance.

Los trabajos en la zona son intensos “para que el fuego no llegue a las partes periféricas de Monte Comán que es la parte de cultivos. Desde Defensa Civil reportaron que no es necesario evacuar la zona pero la evaluación es permanente”, indicó el titular de la Secretaría Ambiente de la provincia.





Comentarios