El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, brindó una conferencia de prensa este jueves desde Casa de Gobierno por la convulsión que causó en la provincia la reforma de la ley 7722. Dijo que suspende la reglamentación de la ley, es decir que por ahora no será aplicada pero tampoco vetada. Le pidió a la sociedad que se informe mejor y si luego de eso no hay consenso social, prometió que no habrá minería.

Suarez dijo que la ley que habilita el uso de cianuro en minería quedará en "suspenso" y llamó a una mesa de debate. "Vamos a hacer una gran convocatoria al diálogo para que la gente se informe, para que dé información genuina. ¿Por qué no se hizo antes? Participé en siete debates, lo dije en cada pueblo, la gente votó pero hay una realidad y es muy fácil inculcar miedo. Vamos a invitar a todas las entidades a que opinen. Aquí viven mis hijos, mis nietos y lo que más quiero es cuidar el agua", aseguró.

El funcionario recalcó que la reforma de la 7722 había sido una promesa de campaña para generar empleo en la provincia. "Cumplí mi promesa de campaña" dijo. "Ahora cumplo otra –agregó- y es que mi gobierno va a estar abierto al diálogo".

El mandatario justificó los proyectos mineros en la provincia para "ampliar la matriz productiva". "Durante toda la campaña electoral dijimos que íbamos a generar empleos con absoluta empatía con la gente que la está pasando. Hay mendocinos y mendocinas que no comen", dijo.

Por su partem, el vicegobernador Mario Abed llamó al diálogo. "Convocamos a todos los sectores a debatir de forma pacífica y democrática para garantizar el cuidado del medio ambiente y generar empleos para Mendoza", escribió en Twitter.