Una multitudinaria marcha que partió este domingo a la mañana desde San Carlos  arribó esta mañana a la Casa de Gobierno mendocina luego de recorrer 100 kilómetros, en protesta a los cambios realizados en la ley 7722, que permite el uso de sustancias químicas para el desarrollo de la minería.

Desde el Ministerio de Seguridad provincial calcularon la cantidad de manifestantes en unas 5 mil personas, pero organizaciones como la Unión de Asambleas de Comunidades (UAC) estimaron unas 80.000.

La caravana tuvo más de dos kilómetros de longitud, y se fue engrosando por etapas a medida que se iba a cercando a la ciudad de Mendoza. Paralelamente, hubo otras manifestaciones en ciudades como Rivadavia, Lavalle y General Alvear.

Mientras que los manifestantes exigen al Poder Ejecutivo provincial el veto a la ley, el ex intendente de San Carlos y actual diputado provincial Jorge Difonso aseguró que esa comuna recurrirá a la Justicia para pedir la inconstitucionalidad de las modificaciones que se le realizaron a la ley.

En tanto, en la web los hashtags #ElAguaDeMendozaNoSeNegocia y #La7722NoSeToca eran trending topics en Argentina esta mañana.

La organización ambientalista Greenpeace, por su parte tuiteó: "URGENTE: le quitan el agua a los mendocinos para dársela a las mineras. La decisión legislativa atenta contra la protección de los recursos hídricos de la provincia"

En tanto, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel subió un video a las redes sociales en las que afirma que la provincia cuyana "tiene escasez de agua y debe ser preservada para la vida del pueblo: no se puede utilizar el cianuro y el mercurio para la explotación minera".

"Reviertan la medida tomada. No a la megaminería", agregó.