El hombre fue denunciado por un presunto abuso sexual cometido contra las menores, razón por la que la mujer habría actuado de esa manera.


Personal de la policía detuvo a la expareja de la mujer que el viernes por la mañana se atrincheró con sus hijas y amenazó con quitarse la vida en Guaymallén. El hombre había sido denunciado por ella por un presunto abuso sexual.

Un sujeto de 53 años, oriundo de Brasil, fue detenido el mismo viernes a raíz de una denuncia de su expareja-de 36 años- por un presunto abuso cometido contra una de las hijas de la mujer

Esta abría sido la causa por la que la mujer -de quien se reserva la identidad por haber menores involucrados y ser un delito de instancia privada- se habría resguardado junto a sus tres hijas de 8,11 y 13 años. Cabe resaltar que las menores estaban al cuidado de su abuela materna y vivían con ella en la casa a la que se dirigió el Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), luego de la denuncia de abuso. 

Después de hacer la denuncia la mujer se había dirigido hasta la casa de su madre y se llevó a las niñas, pese a que tiene una orden de restricción, según datos aportados por los pequisas. La abuela de las niñas es quien tiene su custodia legal provisoria. 

En ese momento se desató una situación caótica en la que la mujer amenazó con quitarse la vida si se llevaban a sus hijas. Tuvieron que intervenir el Grupo Especial de Seguridad (GES) y el Grupo de Resolución de Incidentes y Secuestros (GRIS) para negociar con la madre con el fin principal de resguardar la integridad física de las menores.

Efectivos llegaron hasta el lugar para negociar con la mujer.

Una vez allí, los miembros de la unidad de la Dirección de Investigaciones constataron que las tres niñas no estaban ahí, sino con su madre en una pensión ubicada frente a la casa de la abuela de estas. Y es en ese lugar donde la mujer se había atrincherado con sus hijas por miedo a que se las quitaran.

Tras una negociación, la mujer dejó salir a sus dos hijas mayores y se quedó dentro de la vivienda con la de 8 años. Las pequeñas relataron al salir que su madre tenía un cuchillo y que tenía intenciones de matarse. Fue recién después de una larga charla que convencieron a la fémina de que saliera y se entregara.

Las tres niñas fueron llevadas junto a su abuela al ETI para cumplimentar la medida judicial y ser sometidas a exámenes. En tanto que la madre fue alojada en la Oficina Fiscal 8 de Guaymallén. Esta será también será sometida a análisis porque apatentemente tiene antecedentes por trastornos psiquiátricos.




Comentarios