Así lo denunció su abogado, Maximiliano Legrand, quien pidió el traslado del exmilitar israelí a Ezeiza, donde hay un pabellón psiquiátrico.


Buscan que Gil Pereg, el exmilitar israelí que está acusado de matar a su madre y su tía, sea trasladado al penal de Ezeiza. En ese lugar tienen un pabellón para enfermos psiquiátricos. Su abogado, Maximiliano Legrand, presentó un habeas corpus porque asegura que Pereg ha sido maltratado y le han fracturado una mano. Aún no se ha podido explicar si ha sido por maltrato de los internos del penal o de los guardiacárceles.

“Tiene un yeso en la mano, pero no es la atención adecuada. Hemos presentado un habeas corpus nuevamente para que sea atendido de acuerdo a la quebradura que tiene. Le han puesto un yeso en la enfermería del hospital, no sé si respeta las normas mínimas. Nosotros sabemos por Gil Pereg”, contó en declaraciones a radio CNN.

“Le habrían hecho rayos X pero no sabemos si lo ha visto un traumatólogo, qué tanto es la quebradura. Fue algo muy superficial lo que se le hizo. Además existe esta vejación hacia el detenido, donde le han quebrado una mano”.




Comentarios