El encuentro previsto entre el "10" y el exjugador no se concretó, porque el ídolo de Gimnasia de Mendoza se enojó.


En los últimos días fue noticia el encuentro que iba a darse entre Víctor Legrotaglie, el máximo ídolo de Gimnasia de Mendoza, y Diego Armando Maradona. Sin embargo, la reunión no sucedió.

En la noche de este viernes el “10” pisó suelo mendocino y se dirigió al hotel ubicado en el Valle de Uco donde se hospeda junto al plantel de Gimnasia de la Plata. Allí lo esperaba Legrotaglie junto a su familia, que había viajado con él hasta Tunuyán.

El “Maestro” mendocino llegó temprano al hotel Fuente Mayor para esperar a Maradona. Finalmente, el colectivo que trasladaba al equipo del “Lobo” platense se demoró en llegar y el Diego pidió que lo esperaran hasta después de la cena.

Víctor Legrotaglie, un ídolo mendocino.

A raíz de esto, la familia de Legrotaglie decidió retirarse, ya que no les cayó bien el tener que esperar a Maradona.

Carina, la hija de Víctor le explicó a Canal 9 de Mendoza: “Nos dijeron que iba a cenar y después a bajar. Le dijimos que no. Él es ídolo, mi papá también es ídolo”. “Me pareció que no tenía por qué esperarlo”, añadió.

En algunos medios había trascendido que Diego iba a hacerse cargo de la estadía del exjugador mendocino en el mismo hotel en donde se hospedaría su equipo, para que compartieran un momento juntos.




Comentarios