Calculan que la revisión durará unos 10 días. Se pasan los videos para que las víctimas no vuelvan a declarar en el juicio y evitar que sean revictimizadas.


Con la reproducción de las primeras treinta y dos horas de video de Cámara Gesell realizadas a las víctimas y la confirmación de que el jardinero analfabeto comprende las acusaciones y puede continuar en el debate, se reanudó este miércoles el juicio oral contra dos curas y un ex empleado por losabusos sexuales cometidos a niños en el instituto Antonio Próvolo.

Este juicio, que constituye el de mayor escándalo por denuncias de abusos sexuales eclesiásticos registrado en Mendoza, comenzó el 5 de agosto contra los curas Nicola Corradi (83), Horacio Corvacho (59) y el administrativo Armando Gómez (57), imputados por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores”.

Sergio Salinas, querellante de los denunciantes y miembro de la agrupación Xumec, calculó que habrá “unos diez días hábiles mínimo de Cámaras Gesell dado que son dieciséis (grabaciones) de unas dos horas de duración cada una”.

Esta reproducción de audio y video obedece a la decisión del tribunal de que los chicos supuestamente abusados no vuelvan a declarar y se escuchen en la sala sus testimonios, dados previamente en Cámara Gesell.

De esta manera, los miembros del tribunal ponderaron el derecho de los chicos que están en condiciones de vulnerabilidad y que no sean revictimizados.

Tras dos suspensiones en dos semanas para resolver planteos de la defensa oficial por la supuesta imposibilidad de escucha de Corradi y el analfabetismo de Gómez para comprender el debate, finalmente este miércoles se resolvió que los tres acusados están aptos para presenciar el juicio.

El juicio, primero sobre estos vejámenes, se realiza a puertas cerradas debido a que se tratan delitos de instancia privada. Además, el tribunal formado por Jorge Díaz, Mauricio Juan y María Alejandra Ratto, ordenó a las partes que tampoco informen vía redes sociales lo que está sucediendo en la sala.

Los acusados Nicola Corradi, Horacio Corbacho y Armando Gómez.





Comentarios