Gendarmería implementó controles sorpresivos y se labran entre 15 y 20 multas por día.


La serie de tragedias en la alta montaña este año (la última el martes pasado) generó un aumento en los controles viales sobre el Corredor Internacional, de cara a combatir el exceso de velocidad y las infracciones. Pese a ello, los conductores siguen priorizando el apuro por llegar a destino sobre la seguridad propia y la de terceros, como lo comprobó Los Andes.

Gendarmería anunció el miércoles que iba a incorporar controles sorpresivos a los puesto fijos existentes, tras el choque frontal en el que fallecieron 5 personas, 4 de las cuales eran turistas brasileños.

Es más, según una fuente de la propia fuerza, hasta ese día no controlaban que los pasajeros de las combis turísticas llevaran puestos los cinturones de seguridad. Pero tras la tragedia, han empezado a hacerlo.

Según precisaron desde la fuerza, por el momento los uniformados proceden a interceptar los vehículos “que van a exceso de velocidad o que trasponen la doble línea amarilla”, a quienes les labran las correspondientes multas.

En un futuro, incorporarán también alcoholímetros para evitar que circulen conductores alcoholizados.

Mirá también: Habrá una reunión de urgencia por los accidentes viales




Comentarios