La semana que viene se conocerá el nombre en el ámbito de la Corte.


La semana próxima se designará juez para la causa de la líder de la organización Tupac Amaru, Nélida Rojas, quien está detenida junto a parte de su familia desde hace más de 40 días y es investigada por graves irregularidades en el manejo de planes de viviendas sociales.

La investigación está a cargo de la fiscal Gabriela Chaves, pero hace falta que un juez de garantías decida el futuro de los imputados. El tiempo pasa y la causa todavía no tiene magistrado, por las enormes intrigas judiciales que rodean al caso.

La jueza había rechazado el expediente y esta semana se agregó, como dato paralelo, el progreso de un Jury en su contra, por demorar una causa.

La magistrada fue acusada por prolongar innecesariamente la detención de una persona que estaba presa por lesiones. Por esta denuncia, que reflejó una burocracia inaceptable para el Jury, se le pidió en forma unánime que brinde explicaciones.

Ahora, con esa carga encima, Pietrasanta podría quedar al frente de un caso mucho más resonante.

Se cumple un plazo Si bien el conflicto por el juez de garantías de la causa Tupac tiene que ser resuelto por la Sala Penal de la Corte provincial, la defensa de Rojas sostiene que el miércoles próximo se cumplirá el plazo de una “llamada de acuerdo”, que resolverá, sí o sí, quién será el juez de garantías.




Comentarios