La automotriz no cumplió y lo ratificó Defensa del Consumidor. 


Defensa al Consumidor desestimó las explicaciones de la compañía. “Si bien es cierto que el artículo citado establece una garantía de seis meses, en el bien adquirido, la mencionada garantía era mayor”, advierten en referencia a la promoción publicada en la web de la concesionaria.

La automotriz deberá pagar una multa de $200 mil por no reconocer la garantía de un vehículo que vendieron en el año 2011. El auto era un Peugeot 408 cero kilómetro cuya garantía contractual era de tres años. Sin embargo, a la hora de realizar una reparación, el propietario se enteró de que la concesionaria no se haría cargo de los gastos.

Originalmente, el auto fue comprado en la concesionaria Aupesa, sin sede en Mendoza. El nuevo dueño, intentó reparar el vehículo haciendo uso de la garantía en Sur France, en Mendoza.




Comentarios