Los nuevos espacios permitirá mejorar las condiciones de estudio a las personas privadas de libertad.


Autoridades del Ministerio de Seguridad y del Servicio Penitenciario provincial, inauguraron los nuevos módulos escolares que funcionan para que internos del Complejo Penitenciario Almafuerte, ubicado en Cacheuta, puedan cursar sus estudios primarios y universitarios.

Se trata de la construcción de tres aulas, con capacidad para veinte alumnos cada una, lo que permite que el Área de Educación pueda contar con 120 lugares más para que maestros, profesores y tutores lleven a cabo el dictado del ciclo lectivo 2017.

Eduardo Orellana, director del Servicio Penitenciario provincial explicó que “dentro de las obras de reacondicionamiento y remodelación que se están llevando a cabo para mejorar las condiciones edilicias de los penales, hemos decidido priorizar también la instalación y reparación de las áreas de educación”.

Las ofertas educativas propuestas por la DGE y la UNCuyo, han producido, en los últimos años, un aumento significativo de la matrícula por lo que la educación en contexto de encierro se ha transformado junto con el trabajo, en uno de los principales ejes para la reinserción social de las personas que hoy se encuentran detenidas.




Comentarios