Al igual que en el 2015, la tragedia volvió a golpear a la localidad de Chañaral.


El temporal que afectó a la Región de Atacama en el norte de Chile dejó más de 1.400 personas albergadas, al menos 9.155 clientes sinsuministro eléctrico y 40.300 hogares sin agua.

Chañaral fue, precisamente, una de las comunas más dañadas. Entre las dos y las tres de la madrugada se produjeron dos deslizamientos de tierra: uno en la quebrada de Conchuelas y otro en la de El Cabrito. Con ello, la ciudad quedó dividida en dos. 

En Chañaral, 150 casas quedaron destruidas en los derrumbes de El Cabrito y Conchuelas, donde este sábado en la mañana se observaba a los vecinos tratando de rescatar sus bienes y donde, además, no se realizó una evacuación ordenada por autoridades, a diferencia del área céntrica de la comuna.




Comentarios