Con la construcción hasta la vitivinicultura apuestan a Sudamérica, EEUU, Asia y Europa.


Los empresarios y firmas que desde Mendoza, luego de proyectarse al país con sus emprendimientos, abren la puerta para salir al mundo con sus propias inversiones en distintos países, desde Sudamérica a Estados Unidos, Europa y Asia. 

En el marco de un ambicioso plan para convertirse en 2020 en la primera cadena de hoteles mendocina, la desarrolladora Kristich ya se enfoca en distintos destinos en el país y fuera de él. Así como lo hizo en Mendoza y Buenos Aires, va por los principales centros turísticos de Chile, como Viña del Mar y ahora un nuevo proyecto que de a poco levanta en Reñaca.

Según Flavio Kistich, la decisión de ser una empresa binacional surgió del empuje de sus clientes y su inquietud por invertir en un producto diferente. Y como el mendocino es un tanto fanático de Reñaca, después de distintos estudios con este y otros destinos se decidieron por encarar este desarrollo en las costas de la ciudad balnearia del Pacífico.

Sobre un terreno de 2800 m2 se construirán 2 torres de 6 niveles con 90 departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, de 50, 75 y 100 m2, con 9300 m2 cubiertos en total. El plazo de ejecución indica que va a estar terminado en junio de 2018. 

Otro caso es el de la constructora Pilares Andinos S.A. que arrancó en 2010 diversificándose con distintos proyectos en Mendoza apuntados a un segmento ABC1, desde viviendas en barrios privados hasta servicios anexos como la construcción de piscinas Premium. Su propietario, Matías Merino, luego de especializarse en fideicomisos para el desarrollo y de proyectarse a nivel nacional con oficinas en Rosario y otras 8 provincias, se lanzó al Viejo Continente.




Comentarios