Buscaban personas insolventes y los hacían titulares de sociedades falsas. Arriesgan una pena de diez años de prisión.


Los contadores mendocinos Pablo Gabriel Prete y Sergio Arturo Delfino están acusados asociación ilícita y del delito de evasión agravada especificada en la ley 24769, que contempla una pena de hasta diez años de prisión y el doble de inhabilitación para ejercer la profesión.

Los imputados, que ya se encuentran en prisión, buscaban personas insolventes, dispuestas a recibir una suma de dinero, a cambio de dar sus datos personales para inscribirlas como contribuyentes ante la AFIP-DGI, y así hacerlas figurar como integrantes de sociedades falsas (como La Mora, Cemento y Cauchos Mendoza, entre otras). Confeccionaron documentación falsa como contratos de locación, poderes y actas de sociedad y hasta falsificaron escrituras públicas. Ofrecían y vendían facturas “truchas” -miles de ellas fueron encontradas en los allanamientos- por medio de los jefes o por los “punteros”, logrando duplicar y hasta cuadruplicar el mismo número de facturas a diferentes usuarios, lo que dificultaba el descubrimiento de las personas que estaban atrás de la organización.

El delito fue descubierto en 2015 e inmediatamente se emitió una orden de captura que recién iba a dar frutos en abril de 2017, cuando Pablo Prete lograba ser detenido en la ciudad de Mendoza. Más tarde, en agosto de ese mismo año, Sergio Delfino lograba ser aprehendido en un procedimiento realizado en la ciudad de Villa María, Córdoba.

Esta organización se conformó en 2010 y desarrolló su actividad ilícita hasta 2015, cuando AFIP y DGI denunciaron un perjuicio para las arcas del Estado Nacional que superaría los 200 millones de pesos “sólo de capital”. A Prete y Delfino se le sumarán otrán el los próximos días 28 imputados.






Comentarios