José Paulos seguirá detenido por haber atropellado y matado a Luciana Montaruli, quien falleció en un accidente ocurrido en el Acceso Sur.


Sobre José Alberto Paulos, el médico acusado de chocar a un taxi y provocar la muerte de Luciana Montaruli, tenía 2,79 gramos de alcohol en sangre, los fiscales pidieron que se dicte la prisión preventiva sin el beneficio de prisión domiciliaria.

José Paulos registraba más de 2 gramos de alcohol en sangre al momento del accidente donde falleció Luciana Montaruli.

Los magistrados, con el apoyo del abogado querellante Antonio Carrizo, enumeraron las pruebas que a su entender hacen sostener la acusación por “homicidio simple con dolo eventual”, una figura que podría llevar al médico a una condena de 8 a 25 años de cárcel.

Por el contrario, el abogado defensor, Juan Day, rechazó rotundamente la calificación elegida por el Ministerio Público y solicitó que su cliente sea juzgado por un “homicidio culposo”, figura por la cual el médico, posiblemente, podría recuperar la libertad. 

El hecho se produjo el sábado 18 de mayo, cuando Luciana Montaruli y Fernanda Egana, volvían a su casa en un taxi, que circulaba por Acceso Sur hacia el Norte.

El VW Gol Trend, al mando de José Paulos, circulaba en el mismo sentido, pero por el carril del medio, cuando a la altura de calle Alsina se lanzó hacia la derecha para tomar esa arteria, a pesar de estar cerrada y debidamente señalizada.

Al darse cuenta de esto, hizo una maniobra brusca para retomar el Acceso Sur y chocó en la parte de atrás al taxi que circulaba por la derecha.

Esto provocó un vuelco y causó la muerte inmediata de Luciana. Su amiga Fernanda, cuando se dio cuenta lo que estaba pasando, expresó cuándo para de dar vueltas esto. Fuente: El Sol – Uno






Comentarios