Luciano recibió un balazo en una estación de servicio de Godoy Cruz, donde estaba comprando, cuando un policía mató a un presunto ladrón.


Mientras Luciano Franchetti se recupera en el hospital Central de Mendoza del disparo que recibió por parte de un policía el domingo en un intento de robo, habló su hermano, Bruno Franchetti. Dijo que al empresario gastronómico de 40 años le disoararon prácticamente por la espalda. Ese día murió el presunto ladrón aún no está definida la situación legal del uniformado. 

El policía que disparó en ocasión de robo a una estación de servicio de Rawson y Acceso Sur, de Godoy Cruz, tiene 32 años y lleva 5 en la fuerza policial. En tanto, la víctima fatal fue el presunto ladrón, Juan Matías Ponce (27). Mientras que Franchetti – que estaba comprando- recibió un balazo que le dañó un brazo, el tórax y el hígado. 

“Mi hermano le dijo: ‘Me disparaste y te equivocaste. Por favor sálvame la vida”, relató Bruno.

“Luciano estaba adentro del servicompras, y aparentemente estaba el otro individuo con intenciones de robo. La encargada salió por puerta trasera y le aviso al policía que estaba de guardia en la estación, y este señor apareció en escena encontrándose con el supuesto malhechor y mi hermano, y le disparó a mi hermano. El primer disparo se lo dio a mi hermano y quedó abatido en el piso”, detalló a Radio Nihuil.

“El delincuente al advertir esta situación, y estando sin arma alguna, se abalanzó y forcejeó con el policía, y este terminó matándolo afuera del servicompras con dos disparos en el pecho”, dijo.

Y siguió: “Mi hermano recibió un disparo de muerte con una calibre 9 mm., quedó abatido en el piso. Cuando se dio cuenta que el policía y el delincuente se había ido afuera, sacó fuerza de no sé dónde, se levantó con las manos en alto con miedo a que le disparara de vuelta, y fue a socorrer a su novia que estaba en el vehículo afuera”.

Dijo que cuando se encontró con el efectivo, le pidió “que por favor no los matara, que le había disparado por error y que por favor lo asistiera, que le salvara la vida”.

Bruno indicó que a pesar que su hermano estaba en un shock hipotérmico, debido a que la bala le atravesó el bazo, el policía no lo asistió en ningún momento: “No le dio ningún abrigo. Solo hizo algunas llamadas y desconozco cuáles fueron las instrucciones que recibió, pero bajo ningún aspecto lo instruyeron en que asistiera al civil hasta que llegara la ambulancia”.

“Cuando vio que su novia estaba fuera de peligro, y que este personaje dejó de disparar, se hizo un torniquete, llamó a mi padre, llamó a una ambulancia y trató de manejar hasta el hospital, pero se desvaneció. Por suerte la ambulancia llegó en pocos minutos y por ese proceder y el del Hospital Central mi hermano está vivo, luego de recibir un disparo de una 9 mm. que le entró al cuerpo a menos de 5 metros de distancia”, cerró.






Comentarios