El Gobierno de Mendoza clausuró una fábrica de Guaymallén que comercializaba productos sin reglamentación. 


El Gobierno de Mendoza, a través de la Mesa Intersectorial por un Comercio Transparente, secuestró y destruyó más de 12 toneladas de productos en conserva y aceites de oliva. Fue tras la clausura de un local en el distrito Jesús Nazareno, en el departamento de Guaymallén.

El procedimiento, que se llevó a cabo en un domicilio particular ubicado en la calle 25 de Mayo del barrio Chavani, fue coordinado por la Dirección de Fiscalización y Control, en conjunto con el área de Higiene de los alimentos del Ministerio de Salud, Policía Rural, Subsecretaría de Trabajo y Empleo y Municipalidad de Guaymallén.

Mercedes Zuluoaga, titular de la cartera de Fiscalización y Control, del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, señaló que venían trabajando en este caso desde 2017 para dar con esta fábrica. Anteriormente habían decomisado, en procedimientos llevados a cabo en ferias y en varios locales comerciales vinculados a la venta de productos regionales.

Secuestraron más de 12 toneladas.

“Luego de un fuerte trabajo por parte de nuestros fiscalizadores, se logró dar con el domicilio desde donde se distribuían estos productos. Incluso, se ha podido constatar su comercialización en provincias vecinas”, culminó la funcionaria.

Desde el área de Higiene de los Alimentos, Daniel Rabino, señaló: “Luego de una serie de pruebas, se avanzará en la emisión de una alerta nacional a través de ANMAT debido a que los productos comercializados no cumplen con ninguna de las reglamentaciones exigidas por los entes de contralor. Además, los productos están identificados con marcas no registradas y RNE y RNPA apócrifos.

“Esto representa un riesgo muy grande para quienes consumen estos productos. Este tipo de elaboración clandestina implica que ningún organismo controló si las condiciones en las que se manipularon estos alimentos se hizo en el marco de las normativas vigentes”, añadió Rabino.

En tanto, desde la Municipalidad de Guaymallén, que dispuso del camión prensa para la destrucción de lo decomisado, se avanzó en la clausura del domicilio, ya que no se encontraba habilitado para desarrollar la actividad.

Productos en conserva y aceite de oliva secuestrados.

Los productos, más de 12 toneladas, se destruyeron en el mismo lugar del operativo. Había conservas de cebollas en escabeche, aceitunas y pastas de aceituna, pimientos, tomate triturado, ajíes, picles, zapallo, alcauciles, berenjenas en escabeche y dulces varios.

A raíz de la gran cantidad de productos a decomisar, el procedimiento continuará durante la jornada de este viernes, momento en que se avanzará en el secuestro y entierro de aceites que se encontraban en contenedores de plástico adaptados para el fraccionamiento del producto.






Comentarios