Efectivos policiales tuvieron que separalo del grupo de personas enfurecidas y trasladarlo al hospital. Fue en Mendoza. 


Un chico de 18 años recibió una brutal paliza poco antes del mediodía de este marte en Rivadavia, Mendoza, cuando los vecinos advirtieron que se estaba robando una bicicleta. Efectivos policiales tuvieron que separalo del grupo de personas enfurecidas y trasladarlo al hospital Saporiti, donde fue asistido por politraumatismo.

El episodio comenzó cerca de las 11:30, cuando un hombre de 42 años dejó su bicicleta apoyada en la pared en las inmediaciones de las calles Balcarce y Aristóbulo del Valle. La dejó un momento mientras ingresaba a un local y al salir notó que el joven se estaba fugando en su rodado. 

La víctima gritó y alertó a los vecinos. Inmediatamente corrieron para detener al aldrón. Lo tiraron al piso y lo golpearon hasta que llegó la Policía. 






Comentarios