"Debido a que no vendrá a la Argentina, los sobrevivientes argentinos acudirán a él", explicó un miembro de la fundación estadounidense Ending Clergy Abuse. 


Representantes de distintas organizaciones de lucha contra el abuso sexual clerical locales e internacionales pidieron este martes al papa Francisco que se reúna con las víctimas argentinas en el Vaticano.

A través de una carta, que hicieron pública durante una conferencia que se realizó en las puertas del Instituto Próvolo, en La Plata, los referentes de las organizaciones solicitaron al embajador argentino ante la Santa Sede, Rogelio Francisco Emilio Pfirter “que comience los preparativos para una reunión”.

Peter Isley, de la fundación estadounidense Ending Clergy Abuse (ECA), expuso que “las victimas de Argentina y de otros países estamos pidiendo justicia” y solicitó al Santo Padre “que reciba a una delegación de sobrevivientes”.

“Debido a que el papa Francisco no vendrá a la Argentina, los sobrevivientes argentinos acudirán a él”, explicó.

En la misiva, los manifestantes se presentaron como “sobrevivientes de abusos y ataques sexuales cometidos por parte de sacerdotes de Argentina” y le recordaron que “durante seis largos años hemos estado esperando a que usted venga a casa”.

“Cuando dejó nuestro país para convertirse en Papa nos dejó atrás y dejó atrás a sacerdotes que nos dañan en las iglesias y escuelas. Esta semana cuando se reunió con obispos en Roma les dijo que no volverá a la Argentina. Si usted no viene a nosotros, nosotros iremos a usted”, añadieron.

En la carta, manifestaron “preocupación por la falta de tolerancia cero en Argentina y la ocultación de los casos. Cuando éramos pequeños fuimos llevados por sacerdotes a donde no queríamos ir, a un lugar terrible. No queremos volver a ese ocultamiento”.

Luego, en conferencia de prensa, Isley afirmó que “el mundo se empieza a dar cuenta de que el Papa parece no ser capaz de tener una relación por algún motivo extraño con las victimas en su propio país“.

“Estamos acá por los niños sordos que fueron violados. Ayer estuvimos con las familias de las víctimas del Próvolo en Mendoza y con los sobrevivientes. Es increíble la violación de los derechos humanos a esas personas”, expresó.

Luego, dijo que “la oscuridad va a permanecer por siempre en el legado del Papa si no tiene la valentía de oír frente a frente a las víctimas, de ver sus caras diciéndoles los horrores que les pasaron” y añadió que “él puede detener hoy mismo esa injusticia que está pasando ahora”.

Sebastián Cuattromo, director de Adultos por los Derechos de la Infancia, contó haber sido víctima, a sus 13 años, de un abuso en el colegio Marianista y relató que en 2012 logró la condena de su abusador.

“Hoy reclamamos que el papa Francisco reciba a las víctimas y pedimos que comience la tolerancia cero para los abusadores. Lamentablemente aún faltan respuestas de las máximas jerarquías”, expresó.

Consultado sobre la factibilidad de que Francisco los reciba, respondió que “no podemos saber qué harán las jerarquías pero esta lucha colectiva a nivel mundial dará respuestas porque día a día adquiere fuerza. El poder eclesiástico es el que quedará más a contramano si no nos escuchan”.

Julio Frutos, padrino de un niño abusado por el sacerdote Eduardo Lorenzo en La Plata, expuso que “desde que formulamos la denuncia venimos recorriendo un largo camino de encubrimiento porque la Iglesia nos dio la espalda“.

“Se está negando la búsqueda de la verdad. El delito sexual es del silencio, nosotros queremos ponerle palabras y visibilizar esta verdad. Tenemos la esperanza de que esto se pueda alumbrar para que nunca más pase”, dijo.






Comentarios