Unas 125 personas que trabajaban en las plantas ubicadas en el departamento mendocino quedaron sin trabajo. 


A causa de la crisis, a partir de este lunes las dos plantas de La Campagnola, propiedad del grupo Arcor, cerrarán sus puertas. Las mismas están ubicadas en calle Arjonilla y en Ruta 7 del departamento de San Martín en Mendoza.

Después de 70 años, los directivos de la compañía comunicaron la noticia en la mañana del sábado al Sindicato de la Alimentación, anunciando que el cierre se concretará este lunes.

La medida afecta a 125 familias. Al sindicato se le comunicó que les ofrecerán a estos empleados el 100% de las indemnizaciones y, para aquellos que deseen continuar en la compañía, deberán trasladarse a la planta que funciona en Villa Mercedes, San Luis, a 300 kilómetros de distancia, según informó el periodista Enrique Pfaab de diario Uno

Antonio Moyano, secretario del Sindicato de Alimentación le explicó a Sitio Andino que “la empresa aduce a que en los últimos tres meses han tenido muy malos balances, por lo que se ha tomado la decisión de cerrar la histórica planta en San Martín”.

El intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez, hizo referencia en su cuenta de Twitter acerca del cierre de las plantas en este departamento. “Es terrible lo que está pasando. La Campagnola, se suma a las miles de empresas que han cerrado sus puertas en nuestro país. Esto es el resultado de la política de Cambiemos: hambre y desocupación”, dijo el jefe comunal.

La historia

La Campagnola S.A.C.I llegó a la Argentina en 1912, fundada por Silvio y Luis Benvenuto. Iniciaron la empresa comercializando productos que importaban desde Italia, como conservas de pescado y de tomates, y exportando productos argentinos hacia Europa. Los productos se comercializaban con la figura de una campesina (campagnola en italiano).

En 1933 decidieron afincarse en la Argentina, transformando la firma en una empresa industrial y comercial. En ese año, se abrió la primera planta en Mar del Plata, dedicada a la elaboración de conservas de pescado. En esta ciudad fomentaron la pesca de especies poco convencionales hasta ese momento, como la caballa, e incorporaron máquinas y nuevos procesos de elaboración.

En los años 40′, la marca madre La Campagnola presentó su marca Nereida, que desde ese momento se constituye en la marca líder de sardinas de la Argentina.

A comienzos de la década del 50, La Campagnola SACI llegó a San Martín, Mendoza, comenzando así la industrialización de conservas de vegetales, frutas y mermeladas.

En esa época, se realizaron varias campañas publicitarias para ampliar el paraguas de marca y transformarse en una empresa alimenticia multiproducto.

Las conservas de pescado ya gozaban de tanto prestigio que surgió una frase popular que decía : “¿Qué clase de pescado sos que La Campagnola no te envasa?”. Durante años, este dicho fue utilizado por la empresa en sus campañas publicitarias con ilustraciones realizadas por el famoso humorista Landrú.

Fuente: diario Uno y Sitio Andino. 






Comentarios