El joven había sufrido un fuerte golpe en la cabeza.


El hecho ocurrió a pocos minutos empezado el encuentro entre el equipo el “22” con otro de la localidad de Saira, cuando dos jugadores fueron a disputar el balón. El partido era dirigido por Sergio Godino.

Ambos chocaron sus cabezas, uno de ellos cayó de espaldas sobre de forma violenta, quedando tendido en el suelo. Se trataba de Santiago Herrera.

Godino abrió rápidamente su boca e introdujo sus mano para que no se cerrará y colocó la cabeza de costado para permitir el ingreso de aire.

“Logré reanimarlo y empezó a mirarme, hice algunas preguntas de rigor que me contestó, pero me di cuenta que no estaba bien”, declaró el árbitro a un medio televisivo local.

Ante esto se llamó rápidamente a la ambulancia, que trasladó a Herrera a un nosocomio privado.

El jugador ingresó al sanatorio “San Roque”, donde se le realizó una tomografía computada. Herrera quedó internado por 48 hs y luego recibió el alta médica.

*Foto gentileza de Cadena Sudeste.​





Comentarios