El proyecto será analizado por los ediles.


El miércoles 27 de marzo, ingresó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que buscará regular las fiestas privadas, también denominadas “previas”.

Estas suponen una problemática para la ciudad, ya que no existe una legislación que reglamente su realización.

A través del proyecto, el Concejo analizará la posibilidad de aplicar diferentes requisitos que deberán cumplirse antes de la organización de eventos de estas características.

Los requerimientos a satisfacer serían los siguientes: notificar a la dirección de espectáculos públicos con una antelación mínima de quince días; describir las características del evento (fecha, hora, lugar, instalaciones, plano, capacidad del lugar, etc.); presentar la documentación que acredite la autorización de la ocupación del inmueble e informe sobre las medidas de protección para incendios y tramitar el certificado de inspección final.

Además, la ordenanza estipularía una intervención preventiva, donde la dirección de espectáculos públicos tendrá que recabar información del espectáculo o evento y notificarlo de los requisitos a cumplir.

Si el evento se llevará a cabo sin autorización previa, el personal municipal procederá a labrar un acta de infracción, intimando el cese de la actividad al responsable del evento.

En caso de obtenerse respuesta negativa se desalojará el lugar y se secuestrará las bebidas alcohólicas, que serán devueltas luego del pago de la multa correspondiente, cuyo valor oscilaría entre los 13 mil y 67 mil pesos.






Comentarios