Ambos no sospecharon que estaban siendo engañados.


El hecho ocurrió en la localidad de Saira entre las 11 y 13.15 de la tarde, cuando una pareja de abuelos recibió el llamado de una mujer que se hizo pasar por una de sus nietas.

El argumento que utilizó la femenina para concretar el engaño hacia referencia a la quita de circulación de dinero y a la concreción de un posible corralito.

Por esta razón, un supuesto hermano y nieto de la pareja se encontraba en el banco realizando un depósito.

Ante esto, los abuelos accedieron a entregar sus ahorros. Momentos después de la llamada, un sujeto pasó a buscarlo haciéndose pasar por un empleado de la institución financiera. Se desconoce el monto que los ladrones les robaron.

En declaraciones a un medio local, la hija de las víctimas dijo que ambos nunca sospecharon del engaño. Además, cree que fueron elegidos al azar.

Por último, confirmó que otras familias también han recibido llamados de dudosa procedencia.






Comentarios