El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, se reunirá el próximo jueves con familiares de las víctimas del pesquero Rígel, que protagonizó un trágico naufragio en junio de 2018, a la altura de Punta Tombo, provincia de Chubut, para que desciendan los buzos hasta el casco de la embarcación y se puedan recuperar los cuerpos de los tripulantes.

Guillermina Godoy, madre del marinero Nahuel Navarrete, aseguró que "el fin de la reunión es pedirle que buzos bajen a buscar los cuerpos. Esperemos que estén los recursos necesarios para que todo sea viable y puedan descender hasta donde esta el casco".

En octubre pasado, el titular del Juzgado Federal Nº 2 de Rawson, Gustavo Lleral, firmó una resolución en la que le exige al Ejecutivo nacional que disponga de los "medios necesarios" para que de forma "urgente" un grupo de buzos descienda en el lugar donde se produjo el trágico hundimiento.

Sin embargo, a la fecha, y pese a los reiterados pedidos de las familias, no se han visto novedades al respecto.

El 14 de febrero del año pasado, la por entonces diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Fernanda Raverta, había presentado un proyecto en el que le solicitaba al Gobierno Nacional que realice todas las acciones que estén a su alcance para recuperar los cuerpos de la tripulación del buque pesquero Rigel.

El pesquero Rigel salió del puerto de Mar del Plata el 5 de junio de 2018 tripulado por el capitán, Salvador Taliercio, y lo acompañaban el segundo patrón, Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas, Néstor Rodríguez, el auxiliar Cristian Osorio y los marineros Rodrigo Blanco, Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez y Pedro Mierez, para la pesca del langostino frente a las costas de la provincia de Chubut.

El 8 de junio fue el ultimo contacto con el pesquero, por lo que comenzó a ser buscado por personal de prefectura y otros pesqueros que se encontraban en la zona.

Marcharon en Corrientes para reclamar por la aparición de los tripulantes del pesquero Rigel. (Foto: Época)

Al día siguiente fue encontrado sobre el mar el capitán Salvador Taliercio, en tanto que el 1 de julio fue hallado el casco del Rigel a 93 metros de profundidad cerca de la orilla de Punta Tombo.