La filial local de la Asamblea Paren de Fumigarnos responsabiliza principalmente a las autoridades municipales por no contralar el cumplimiento de la medida.


El pasado fin de semana se realizaron fumigaciones ilegales -a menos de 1000 metros de viviendas- en los barrios El Marquesado y Los Lobos, de Mar del Plata. Desde la filial local de la Asamblea Paren de Fumigarnos piden la intervención urgente de autoridades municipales para que resguarden su salud y apliquen multas a los productores.

“Pulverizan agrotóxicos como el 2.4 D; el Clorpirifos, el Glifosato entre otros tantos, todos ellos afectan la salud de la población y contaminan el ambiente”, señalaron desde la organización, quienes registraron un video de una reciente fumigación en El Marquesado.

Paren de Fumigarnos señaló que los productores rurales que utilizan estas prácticas “incumplen” con la medida cautelar de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y “tienen que ser sancionados”.

Tal como informó Qué Digital, en los últimos días una niña de 10 años, vecina de Playa Serena, debió ser trasladada a la salita de salud del barrio para realizarle un control de Acta de Exposición a Agroquímicos.

Los asambleístas insistieron en que “existe inoperancia e incumplimiento en tareas de funcionario público, desde el Intendente, la Dirección de Gestión Ambiental e Inspección General municipal, pero también una falta de involucramiento por parte de las Instituciones del Estado que no logran actuar en los territorios, falta la presencia de quienes velan por la salud comunitaria, falta la colaboración de asesorías en derechos humanos”.

También ratificaron la necesidad de que se realice un protocolo de evacuación de viviendas fumigadas por parte de Defensa Civil, que exista mayor actuación por parte de la Fiscalía de Flagrancia y que desde la Defensoría del Pueblo a nivel municipal y provincial se involucren, al igual que quienes gestionan los recursos hídricos: OSSE a nivel municipal y de ADA a nivel provincial, como también del Ministerio de Agroindustria.




Comentarios