"Acá estaban en juego las necesidades que nosotros percibimos en el latir de cada comunidad", enfatizó la autoridad eclesiástica marplatense.


El obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, realizó este miércoles una dura crítica a la “lectura política” que se hizo de la tarea de la Iglesia, al puntualizar que por “trabas de tipo político” no se ejecutó la emergencia alimentaria aprobada en General Pueyrredon.

En el marco de la conferencia de prensa en que se anunció la realización de la 46° Marcha de la Esperanza, Mestre remarcó que “acá estaban en juego las necesidades que nosotros percibimos en el latir de cada comunidad”.

Cabe remarcar que la emergencia alimentaria había sido aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante el pasado 13 de septiembre, siendo promulgada más de 15 días después por el intendente Carlos Arroyo.

La emergencia alimentaria había sido aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante el pasado 13 de septiembre (web).

La iniciativa, motorizada desde la oposición, permitía que el Ejecutivo fuera autorizado a reasignar partidas presupuestarias para poder abastecer de alimentos a los sectores más necesitados.

Según detalla el diario La Capital, Mestre se mostró expectante que “de aquí en adelante podamos afrontar creativamente desde los distintos espacio políticos partidarios, sociales, la Iglesia, otras iglesias y las ONG que trabajan en esta línea para poder realmente llevar adelante este tema de hambre y sobre todo de nutrición que es muy serio en nuestro país y particularmente en nuestra ciudad”.




Comentarios