La central sindical emitió un documento luego del resultado electoral del domingo 27 de octubre.


La CGT Mar del Plata – Batán se reunió tras las elecciones y dio a conocer un documento en donde señaló que del intendente electo, Guillermo Montenegro, “dependerá que nuestra ciudad no sea una isla de desamparo, como ha sido estos últimos años”.

En el comunicado, se remarca que “desde de la CGT Regional Mar del Plata hemos venido advirtiendo el daño que las políticas de Cambiemos han generado en el mundo del trabajo”, puntualizando que la gestión “ha descuidado a las mayorías nacionales para favorecer a pequeños grupos del capital especulativo financiero“.

CGT Mar del Plata (web).

En ese marco, la central regional adelantó que su lugar “seguirá siendo el de la reivindicación de las demandas de los/as trabajadoras/as”, y exigirán al intendente electo “las políticas necesarias para garantizar la mano del Estado presente en todos los barrios de la Mar del Plata y Batán”.

Para la organización que encabeza Miguel Guglielmotti, de Montenegro “dependerá que nuestra ciudad no sea una isla de desamparo, como ha sido estos últimos años”.

“No nos resignamos a ser la capital del desempleo, a las persianas que bajan, a tener un tercio de la población bajo la línea de la pobreza”, se remarcó, concluyendo que esperaban que la gestión local “esté a la altura de las necesidades de los/as ciudadanos/as”.




Comentarios