Desde la comisión interna de la fábrica acusaron una falta de intervención del Ministerio de Trabajo y del sindicato de la Unión Obrera Textil.


En el transcurso de esta semana fueron despedidas dos nuevas empleadas de Textilana y se agrava la crisis de la empresa que echó a quince personas en los últimos seis meses.

Desde la comisión interna de la fábrica acusaron una falta de intervención del Ministerio de Trabajo bonaerense y de la cúpula sindicato de la Unión Obrera Textil, denunciando además una maniobra perversa de la firma para continuar con la producción de tejidos.

María Demateis, integrante de la comisión interna de la fábrica, confirmó a Qué Digital que en la planta que pertenece al empresario Sergio Todisco, uno de los arrepentidos en la Causa Cuadernos de la Corrupción, despidieron a dos personas más: “Una de ellas con antigüedad de cinco o seis años. A la otra chica la habían tomado a prueba y no le renovaron el contrato”.

Sobre el último de los casos que mencionó Demateis, las empleadas denunciaron que están reiterando los contratos de tres meses con nuevos ingresos a la planta para no frenar la fabricación de sweaters.

En el marco de una crisis que atraviesa el sector, en marzo pasado las trabajadoras de Textilana iniciaron un paro para conseguir mejoras salariales, que fueron obtenidas y alcanzaron trascendencia nacional, por ejemplo el dirigente del Partido Obrero, Néstor Pitrola, destacó su lucha como “un ejemplo” para el movimiento obrero.




Comentarios