"El proyecto plantea la posibilidad de optimizar e innovar sus sistemas de producción, basado en la valoración de recursos marinos produciendo valor agregado a productos de nuestra ciudad".


Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) y del Conicet ganaron un subsidio que les permitirá financiar la búsqueda de levaduras nativas que puedan potencialmente servir para producción de cerveza artesanal. 

El Conicet informó este miércoles, a través de un comunicado, que el emprendimiento “Laboratorio de Investigación y Desarrollo para la Cerveza Artesanal” (Lidca), a cargo de Andrés Arruebarrena Di Palma y Cintia Pereyra, ganaron un subsidio que les permitirá financiar la búsqueda de levaduras nativas para aportar a la producción de cerveza artesanal con carácter local.

En el emprendimiento también participaron las investigadoras Claudia Casalongué, del Instituto de Investigaciones Biológicas (IIB-Conicet, UNMdP), y Elena Agueda Massa, del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMyC-Conicet, UNMdP).

La empresa Lidca fue fundada por Pereyra y Arruebarrena, ambos biólogos egresados de la UNMdP, que junto con las investigadoras Claudia Casalongué y Elena Agueda Massa presentaron el proyecto a la convocatoria “Agregando Valor” de la Secretaría de Políticas Universitarias y resultó ser uno de los seis proyectos aprobados para ser financiados.

“Esta iniciativa está destinada a financiar proyectos de Vinculación Tecnológica pertenecientes a investigadores de la universidad marplatense y es una oportunidad de unir al sector productivo y de investigación para identificar cepas nativas de levaduras”, expresó Casanlongué.

Además, “este proyecto plantea la posibilidad de optimizar e innovar sus sistemas de producción, basado en la valoración de recursos marinos produciendo valor agregado a productos de nuestra ciudad con un gran aporte de originalidad en la industria cervecera”, afirmó la investigadora.

En Lidca se llevan a cabo varias actividades: producen levaduras cerveceras en formato líquido, de nombre comercial Gaer, proveen de servicios a terceros, entrenando de manera personalizada a distintos productores cerveceros en el manejo de levaduras y fermentaciones en fábrica.

Al mismo tiempo, en el Taller de Microbiología Cervecera Práctica (MCP) se capacita a cerveceros sobre aspectos microbiológicos de las levaduras y las fermentaciones.

Nuestro gran sueño es trabajar a tiempo completo en este proyecto y seguir vinculados a la UNMdP, porque nos formamos en esta casa de estudio. Hay muchos estudiantes formándose como profesionales que están capacitados para participar en actividades profesionales en empresas y emprendimientos como Lidca”.

“Es un orgullo para nosotros poder generar un espacio para absorber estos profesionales. Vamos a seguir avanzando también en hacer ciencia dentro de este proyecto, con una fuerte base de investigación y desarrollo”, concluyó el comunicado.





Comentarios