En la primer sesión del juicio contra el joven Noel Budeguer, el hombre confesó lo que pasó esa noche.


Tras el inicio del juicio que culpa a Noel Budeguer por haber baleado a su pareja y matar al perro, declaró en la apertura del debate y confesó que él no es un asesino y que “siempre amé a Micaela”. 

En la audiencia, el joven reveló que esperó mucho tiempo para estar en el lugar y contar lo que pasó esa madrugada en la casa ubicada en el barrio Colinas de Peralta Ramos.

“No soy un delincuente, no soy una mala persona. Siempre amé a Micaela, nunca le levanté la mano ni le falté el respeto”, señaló.

A su vez, el joven -que permanece detenido en la Unidad Penal 15 de Batán- recordó que esa noche consumió marihuana junto a Micaela López y que cuando ella se acostó él se quedó leyendo y fumando.

Tengo el recuerdo de sentir voces, de pensar que los perros eran demonios y de ahorcar a la perra -Nina- en la casa”, sostuvo en sintonía con lo que declaró en su momento ante el fiscal Alejandro Pelegrinelli.

En este marco, confesó que agarró el arma que guardaban en la habitación, volvió a dispararle a la perra -que ya estaba muerta- y que Micaela le dijo que la dejara salir. “No puedo matarte le dije y me disparé en la cabeza”.

Por último, Budeguer dijo que nunca le impidió a Micaela salir de la casa y que no recordaba en qué momento obtuvo el arma con la que le disparó a la perra antes de herirse.  Fuente: 0223.






Comentarios