Tanto los alumnos como los docentes llevan agua potable para poder hidratarse. 


Se trata del edificio en el que funciona el jardín de infantes 926, la escuela primaria 9 y la secundaria 74 anexo, en Paraje Los Ortíz, donde los vecinos de la zona y padres de los alumnos, aseguran que el agua de las instituciones está contaminada por materia fecal. 

El dato comenzó siendo un mito pero tiempo después un estudio de la Universidad Nacional de Mar del Plata aseguró que los dichos eran ciertos. 

Si bien los resultados se conocieron hace apenas unos días, los directivos de los tres establecimientos sospechaban de esa posibilidad ya que durante el verano no se había realizado la limpieza del tanque ni tampoco contaban con el certificado de potabilidad del agua.

Sin embargo, la confirmación puso en alerta a las autoridades del establecimiento, por lo tanto desde la secretaría adjunta de Suteba Mar del Plata, Susana Aranguren, comentó: “el resultado del análisis sobre las muestras de las napas arrojó que el agua no es apta para consumo humano porque contiene materia fecal y gran cantidad de coliformes”, precisó en diálogo con 0223 Radio.






Comentarios