Las marplatenses quierne que las reciba el Intendente para que de solución al reclamo por el estado de las calles y la luz.


Cansadas de reclamar y no ser escuchadas, dos mujeres se encadenaron a la puerta del despacho del Intendente de Mar del Plata exigiendo que reparen las calles y la luminaria en el barrio Nuevo Golf. 

“Queremos hablar con el intendente porque queremos que nos dé una solución para nuestro barrio”, detallaron las mujeres según informa La CapitalMDQ. Norma y Susana exigen que Carlos Arroyo haga algo ya que “están todas las calles rotas, llenas de baches, y hace varios meses que estamos esperando: estuvimos por Batán, por el Emvial, por todos lados”. 

Aseguraron que no se irán hasta hablar con el intendente Arroyo.

Las vecinas señalaron que es la tercera vez que se acercan a la Municipalidad y que en la última visita antes de Semana Santa, les habían prometido que enviarían máquinas para solucionar los problemas mencionados luego del fin de semana largo. 

Nos están mintiendo, por eso queremos que nos reciba el señor intendente, porque estamos cansados de esperar, no queremos esperar más”, señalaron y agregaron: “De acá no nos vamos hasta que venga el Intendente. Nos quedaremos el tiempo que sea: hoy, mañana, pasado. No nos importa nada. Queremos que no mientan más: queremos saber cuándo van a mandar las máquinas, cuándo van a poner las luces, porque vivimos en la oscuridad”.

Según detalla 0223, las mujeres aseguraron que “hace 4 años no entra una maquina o un camión de granza al barrio así como tenemos que salir a la noche en plena oscuridad a esperar que nos roben”.

Junto a Norma y Susana se acercaron al edificio de Yrigoyen y Luro vecinos del barrio y el presidente de la sociedad de fomento de Nuevo Golf, Mario Peralta.






Comentarios