Estuvo en Puerto Argentino como soldado, fue uno de los fundadores del Centro de Veteranos y su familia y sus camaradas le rindieron honores.


Se fue Carlos Díaz, el veterano de guerra jujeño que durante la recuperación de las Islas Malvinas formaba parte del Regimiento de Infantería 7 de La Plata. Su unidad tuvo el mayor número de bajas en el Combate de Monte Longdon, acaecido entre el 11 y 12 de junio de 1982 y que concluyó con la ocupación británica de Puerto Argentino.

Carlos Díaz, veterano de Malvinas jujeño

Carlos Diaz era egresado de la ENET Nº1 y en 1970 se enlistó en el Ejército Argentino. Se fue de Jujuy a las Islas Malvinas el 14 de abril de 1982, fue prisionero de guerra porque no se doblegaba. Su sentido de patriotismo estaba intacto ahora, como hace 37 años.

Carlos Díaz, veterano de Malvinas jujeño

Su partida tomó por sorpresa a su familia, aunque había estado internado por algunas complicaciones de salud. Su esposa contó, agradeciendo las palabras de afecto recibidas, que Díaz, una vez vuelto de la guerra, no dejó que pase inadvertida. Por el contrario juntó a sus camaradas y recorrió Salta y Jujuy dando visibilidad a los héroes.

“Esta pérdida nos produce un vacío muy grande pero en su memoria vamos a seguir” dijo uno de sus amigos ex combatiente.

Díaz era un hombre respetuoso, amable y enamorado de la familia que había formado con la platense Mirta Cristina Rodríguez, una luchadora incansable de la Causa de Malvinas. De su unión nacieron sus hijos Jaquelina Graciela, Gladys Paola y Carlos Guillermo.

Carlos Díaz, veterano de Malvinas jujeño

Mirta Rodríguez contó que Carlos al volver de Ushuaia en el 2002 le revivió un sentimiento que lo impulsaba a hacer cosas y canalizó en las exposiciones todo lo que sentía por Malvinas.

Carlos Díaz, veterano de Malvinas jujeño

Luego del velatorio en la sede del Centro de Veteranos de Guerra, en Alto Comedero, Carlos Díaz descansará eternamente en el cementerio Parque “El Solar”.





Comentarios