Lo afirmó el Gobierno a través de la cancillería en el día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las islas.


Este 10 de junio se conmemora un nuevo aniversario de la creación, en 1829, de la “Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico”.

Su creación fue la afirmación de la soberanía argentina sobre las Islas, desde la emancipación del territorio como país independiente y en condición de legítima heredera de España de este territorio y demás Islas del Atlántico Sur.

Durante aquellos años, desde Buenos Aires se dictaron normas y se establecieron estructuras jurídicas y administrativas que consolidaron el ejercicio pleno de la soberanía, fomentando el desarrollo de actividades comerciales, el asentamiento de población y el establecimiento de una sede de gobierno en la fecha que hoy se conmemora, a cuyo frente quedó el entonces Gobernador Luis Vernet.

Este ejercicio efectivo de soberanía se interrumpió el 3 de enero de 1833, cuando el Reino Unido expulsó, mediante un acto de fuerza, a las legítimas autoridades argentinas y la población que allí vivía, quebrantando la integridad territorial de nuestro país, dijo la cancillería en un comunicado.

Este acto de fuerza no fue consentido por ningún Gobierno argentino a partir de esa fecha, y desde entonces -y hasta la actualidad-, las islas son objeto de una disputa de soberanía con el Reino Unido, lo que es reconocido por las Naciones Unidas mediante la Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General.

Por ello, la recuperación del ejercicio pleno de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, respetando el modo de vida de sus habitantes y de conformidad con el Derecho Internacional, “constituye un objetivo permanente e irrenunciable de todos los argentinos, tal como lo establece la Cláusula Transitoria Primera de nuestra Constitución Nacional”.

Foto: REUTERS/Adriano Machado

“Desde 2016 el Gobierno argentino ha impulsado una relación constructiva con el Reino Unido que ha permitido avanzar en áreas de interés mutuo en el Atlántico Sur, lo que refleja nuestra plena disposición a un diálogo abierto y sustantivo que incluya todos los temas”, agregó el ministerio a cargo de Jorge Faurie.

Y agregó que el Gobierno está “convencidos que este clima de diálogo también generará un marco para reanudar las negociaciones sobre soberanía, en los términos establecidos por resoluciones de Naciones Unidas y su Comité Especial de Descolonización”.

En este anhelo acompañan los países de la región y numerosos foros multilaterales como el MERCOSUR, la OEA, el G77 más China y las Cumbres Iberoamericanas, donde en múltiples ocasiones la Argentina ha recibido manifestaciones a favor de la reanudación de las negociaciones para encontrar una solución definitiva a esta prolongada controversia.

Islas Malvinas.

“La Argentina está comprometida con la solución pacífica de las controversias y el multilateralismo en el marco de un orden internacional basado en reglas”, dijo el Gobierno nacional en un comunicado de la cancillería.

En este sentido, el Gobierno dijo que confía en que a través de la labor de la Asamblea General de las Naciones Unidas y su Comité Especial de Descolonización, recientemente reafirmada por la Corte Internacional de Justicia, se podrá avanzar hacia la eliminación del colonialismo en todas partes del mundo y en todas sus formas, incluida la Cuestión Malvinas.

En esta fecha tan significativa para todos los argentinos, reafirmamos una vez más nuestros derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes, por ser todos ellos parte integrante de nuestro territorio nacional.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios