Finalmente, se realizó la emotiva despedida con el desplazamiento de la imagen del Niño Alcalde hacia la iglesia San Francisco acompañado por el Intendente y sus fieles devotos, mientras que la imagen de San Nicolás ingresó nuevamente a la Iglesia Catedral para recibir la devoción de los fieles riojanos.

En esta oportunidad, el Intendente Alberto Paredes urquiza expresó "con mucho orgullo es un honor para mí haber vivido plenamente este nuevo Tinkunaco, una fiesta que comenzaba el 22 de diciembre con la novena a nuestro santo patrono San Nicolás y el haber vivido intensamente la noche de la vigilia, el día del encuentro, los días posteriores hasta hoy la despedida que nos trae una vez más el recuerdo de la historia, la tradición, religión, idiosincrasia, nuestra cultura".

En este sentido, el Jefe Comunal enfatizó en el discurso del Obispo Dante Braida en su asunción "celebro esta posición porque él nos señala un camino que recorrer, de andar ese camino, muy parecido a las palabras de Angelelli, a recorrer ese camino juntos que es lo que él propone, con valores y con ideas claras. Se ha expresado en el momento del discurso cuando termino la procesión, el reflejó el mensaje de Santo Padre que es volver al respeto, por las instituciones, a bregar por una democracia basada en valores y respeto, en dejar de lado la apetencias de permanencia eterna en el poder".

Agregó "hemos recibido la biblia departe del obispo y ojalá seamos guiados por la palabra de Dios con una biblia que contiene una palabra que no se enmienda, no se cambia".