La convocatoria surgió a través de las redes sociales e impulsa a los conductores a formar parte de la iniciativa en repudio a los constantes aumentos.


En algunos casos lo denominan “boicot patriótico” para celebrar el Día del Amigo y no cargar nafta rechazando ls incrementos en el sector.

En el caso de La Rioja, los primeros siete meses de este año la suba de los combustibles fue una constante superando el proceso inflacionario y las modificaciones salariales a los trabajadores estatales.

La información marca que en enero la suba fue del 6%, luego en febrero alcanzó el 3,5%, en abril llegó al 3%, en junio un 5% más y en los primeros doce días de julio lleva un total del 11%. Esas cifras dan un aumento acumulado del 31,5%.

Jorge Bazán, delegado de los trabajadores de remises en la capital dijo que “la medida fue convocada a nivel nacional por personalidades reconocidas” y añadió que “sería bueno hacerlo en La Rioja con el GNC también”.





Comentarios